Síndrome del ojo electrónico

Es imposible fotografiar tu vida y vivirla al mismo tiempo.

Pasé la última semana del año descansando. La mayoría del tiempo me mantuve alejada de las redes sociales.

En resumen, me tomé unos días libres para estar presente en mi vida, sin ninguna presión por redactar o compartir nada.

Solo para vivir el instante y guardar buenos recuerdos en mi mente.

Esta foto es una de las pocas que he hecho.

Me encanta esta playa, y me gustó este cartel de bienvenida. Al verlo allí, parecía dar la bienvenida al nuevo año.

Un día estaba visitando el Castillo de Praga y alguien del grupo no paraba de hacer fotos. Esto obligaba al guía a interrumpir constantemente las explicaciones. No obstante, la persona viajaba sola, y a todos nos pareció que el reportaje era importante para ella.

Empezamos a hablar sobre la obsesión por hacer fotos.

El guía señaló un texto de Umberto Eco sobre el tema.

Eco aborda el «»síndrome del ojo electrónico.» Lo describe como querer estar presente con un ojo mecánico en lugar de con un cerebro.

El ensayo reflexiona sobre la compulsión a fotografiar y filmarlo todo y cómo esto puede distraer a vivir de manera plena las situaciones.

Eco piensa que la gente se encuentra excesivamente enfocada en guardar recuerdos en sus teléfonos, y está perdiendo la capacidad de valorarlos y mantenerlos en su mente.

A veces es importante guardar un registro del momento.

Suele ser más importante vivirlo.

Feliz 2024.

P.D. Bem-vindos=bienvenidos.

P.D. 2 El ensayo de Umberto Eco «El síndrome del ojo electrónico» no se publicó en una revista o libro oficial. Sin embargo, puede encontrar el ensayo aquí.