El betacismo o los caminos de una lengua

¿Alguna vez ha oído hablar del betacismo? Es un concepto muy interesante que explica una cuestión de acento e que también refleja la riqueza de la história de la península ibérica.

El betacismo, comúnmente conocido como reemplazo de “v” por “b”, es la designación de un fenómeno lingüístico que en la práctica consiste en pronunciar todos los sonidos de la “v” como “b”. Se observa en el norte de Portugal, pero también en castellano, gallego, catalán, sur de Italia y en algunas regiones del noreste y centro-oeste de Brasil.

De manera muy general, tiene que ver con el hecho de que, en latín, la letra “b” representa la consonante oclusiva bilabial sonora, mientras que la “v” era una grafía alternativa para la letra “u”. El sonido de la “v” tal como se pronuncia hoy al sur de Portugal, nel catalán hablado en las Baleares y en buena parte de las hablas valencianas, no existía.

¿Quién no ha notado que en las lápidas de las iglesias antiguas la palabra “Deus” (Dios) aparece escrita como “Devs”, por ejemplo? Se escribia de esta manera, pero se leía con un sonido de “u”.

En realidad, el alfabeto latino no tenía las letras “j” y “v”, que fueron introducidas en el siglo XVI para representar la “i” y la “u” con funciones consonantes.

El gallego-portugués, originario del noroeste peninsular, se habló durante la Edad Media en las regiones de Portugal y Galicia y dio lugar a las lenguas portuguésa y gallega.